Matica ó…Bocatips en el país de las maravillas


  No sé qué es más fuerte en mi, si mi gran curiosidad ante todo lo que nos    ofrece este cambiante mundo gastronómico, o, mi valentía al probar cada  nueva combinación, textura y sensación. Por eso, cuando me recomendaron comer en Matica, un comedor familiar vegetariano de notables tendencias  orientales, lo tomé como una misión, la que resultó ser muy original.

  Matica te sorprende desde que llegas al local, alojado en el patio de una casa en la Rómulo Betancourt entre la Av. Canoabo y la Privada. Sabes que has  llegado, no por su letrero, que a grandes vistas es pequeño, sino porque poco a  poco te vas sintiendo como Alicia en el País de las maravillas, rodeado de matas de todo tipo y en toda clase de tarros o objetos que improvisadamente  cumplen la función de macetero; por sus gatos: Pinky y Buho que se pasean por las mesas y los que aparecen dibujados en las paredes, el columpio y la hamaca que forman parte de algunas mesas, su peculiar cocina hecha a base de zinc, cana, bamboo y ventanas de cristal…Matica, es un lugar surrealista para romper la rutina y comer sano a base de sabores… surrealistas.

El menú está compuesto por no más de 3 opciones de: entradas, ensaladas, pastas, sandwichs y rollos. No importa por lo que se decida, todas las opciones son únicas e “inesperadas” y sus hierbas son tan naturales que varias de ellas son tomadas directamente del jardín donde cada una está visiblemente señalizada con su letrero.

Todo en Matica es ligero, su menú, la decoración, el ambiente y sus tés, en lo que, como era   de esperarse, también son especialistas. Recomiendo el All Flowers, una mezcla de rosas, violeta, Jazmin y trocitos de frutas como peras, chinola…uhmm…de seguro algún ingrediente se me escapa, así que mejor vayan y pidan el suyo, frio o caliente.

De entrada recomiendo las Lenguitas de mango: finas mariquitas de plátano acompañadas de un dip de mango y cilantrico.

Si estás en ánimo de un sándwich, recomiendo el Rama y Sita con berenjena a la plancha, Soy Chicken, repollo morado, salsa de piña con curri y yerba buena…una agradable locura de sabor y texturas en pan integral.

Diría que Matica, más que un restaurante es un estilo de vida, una reflexión  sobre lo que comemos y sobre la vuelta a lo básico.

Tip: Reconciliarse con la naturaleza, saborearla, sentirla fuera y dentro de ti, alimentar el cuerpo y el ánimo…también es posible a través de lo que comes.

Anuncios

2 Respuestas a “Matica ó…Bocatips en el país de las maravillas

A qué te supo?, nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s