Sopita de Calabacin en Barcelona


Este recorrido fue menos suculento que el de anoche, pero estuvo bueno.
Esta fue otra recomendación de los chicos del hotel y cerquita también.
La entrada fue una sopa de calabacín a la pimienta negra. Ya saben que el pan no se queda nunca y como una cortesía extra, una porción muy coqueta de tortilla española.
El lugar es pequeño, pero bien modernito. Las paredes están forradas de tramerías de botellas de vino. Las paredes pintadas de moradito claro con muebles de madera rojo.
Lo mejor de la noche fue el grupo de muchachos que llegaron todos bellos y preciosos. En ese momento llegó el segundo:
Un arroz amarillo con calamares y langostinos. Delicioso, como todas las comidas de aquí.
Algo que no me deja de sorprender es la naturalidad con la que la gente saca su porrito como si nada. Pues me tocó al ladito una muchacha que prendió el de ella y fumamos todos…no porque yo lo probaba, es que estabamos prácticamente en la misma mesa!! y en este lugar no prohiben fumar dentro.
Bueno, hoy fue más corta la ruta, pero tengo sueño, trabajo que hacer y no tengo el mismo ánimo de anoche. Hoy me dio una pequeña nostalgia…..debo de estar loca verdad??

Anuncios

A qué te supo?, nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s